tienecajones.com

Aquí nada es de cajón

El día en que emborraché a mi móvil y los 6 pasos de la resaca

Hace tiempo emborraché a mi móvil. Del pedo que se cogió aquel día, finalmente murió.

Total, que necesito (de la primera persona del singular del siglo XXI) un nuevo teléfono.

Paso uno: pereza extrema

pereza_2Me ilusiono organizando viajes, me motivo mirando cámaras de fotos y puedo pasear hasta 40 minutos por una papelería. Pero ODIO elegir teléfonos móviles. No es mi capricho. Me aburro. Y me vuelvo muy tacaña. ¿más de 100 euros? Paso.

Gracias a varios consejeros a los que tengo fritos para que decidan por mí, tengo tres modelos bien estudiados. El primero que vea en oferta este Black Friday me lo compro.

Paso dos: Pepito y sus apariciones estelares

De repente, ese Pepito del que siempre hablo, también llamado Grillo el oportuno, ha hecho una aparición estelar. Ha extendido sus cuatro extremidades delante de la pestaña que tenía abiepepito_grillorta de El Corte Inglés y me ha empezado a lanzar preguntas. ¿Tú no decías que qué vergüenza que se maten personas por conseguir coltán? ¿Eh, eh? ¿No se supone que a ti te preocupaba el origen de tu móvil? Y me ha empezado a levantar la voz, entre triste, violento y decepcionado: ¡Hipócrita! ¡Farsante! ¡Mentirosa! He hecho por que se esfumara, pero el malvado siempre sabe dónde hacer daño “¡Irresponsable, que eres una irresponsable!”.

¿DE QUÉ HABLAS? Como sabrás, del problema del coltán. Para fabricar nuestros teléfonos móviles, ordenadores, cámaras de fotos e incluso juguetes tecnológicos, se necesita un mineral llamado coltán. El 80% del coltán que sabemos que existe se halla en la República Democrática del Congo. Ante la creciente demanda internacional del mineral, los congoleños (incluidos los niños) trabajan en condiciones de casi esclavitud para extraerlo de las minas. Muchos de los menores acceden a los lugares más peligrosos porque para ellos es más fácil debido a su tamaño, sin importar el riesgo de desprendimientos que eso conlleva. Además, la batalla por el coltán ha conducido al país a un conflicto que trae consigo miles de muertes y violaciones de mujeres y de niños, como explican en los artículos y vídeos del final del post.

Paso tres: ahí te pudras, Pepito, ahí te pudras

Pepito me cae bien. Es un tío muy legal. Pero me arruina tantas ideas que empiezo a no soportarle. Por su culpa y la de su conciencia, me he visto irremediablemente tecleando en Google las palabras mágicas: “móviles responsables”. Y sin mucha esperanza de encontrar nada, zas: un tal Fairphone.

fariphone

Paso cuatro: Pepito me vende un móvil

Pues resulta que sí: existe un móvil sin “manchas de sangre”, como dicen. Un móvil que utiliza minerales de la República Democrática del Congo pero (se supone) lo hace asegurándose de que los trabajadores reciben un salario digno e informando de a dónde va el dinero de tu compra. Y, claro, lo responsable a veces se riñe con lo barato.

¡¿325 euros?! Por un momento me ha asaltado un pensamiento muy egoísta: puf, ahora me los tendré que gastar en ti. Cualquiera se compra un Samsung sabiendo que existes tú.

[Actualización 28/11: Samnsung dice esto /El Fairphone aparece como “out of stock”]

Al pensamiento maligno le ha seguido uno de culpabilidad. Y a ello, la intención de continuar investigando. ¿Habrá más marcas socialmente responsables? ¿Cómo es posible que solo haya una que se preocupe por las violaciones y las muertes que hay detrás de la fabricación de los smartphones? ¿Será que esta es la que mejor imagen vende pero no la única ética? No quiero gastarme tanto ¡¿qué hago?!

moviles

“Desde el principio, sabíamos que era poco probable que la primera edición del Fairphone fuera 100 por cien justa. Pero no dejamos que eso nos desanimara a pasar a la acción y pensar en grande. Incluso si no hemos alcanzado la perfección en nuestro primer intento, sabemos que podemos intentarlo y hacerlo mejor que el status quo [del resto de marcas] y ayudar a que la industria llegue a un estandar superior”. No obstante, el Fairphone sí que supone un paso importante para el sector (…). (Y te explican por qué) [Fuente: www.carrodecombate.com]

Paso cinco: Qué pena, lástima que yo no pueda hacer nada

De momento, pararnos a pensar. Después, lo que cada uno crea conveniente. Sugerencias:

  • Informarnos (para los que estén un poco perdidos, como yo). Aquí por ejemplo hay un ranking de responsabilidad de marcas elaborado por Raise hope for Congo ¿Será verdad? ¿No? ¿Habrá una más reciente? ¿No? Que cada uno investigue de la parte del tema que le convenga. Aquí tienen una versión mucho más detallado del informe. Son datos de 2012 y Fairphone, por ejemplo, no está incluido. Les he preguntado cuándo habrá nuevos datos. Por lo visto, HP, RIM (Blackberry) o Motorola, también trabajan con los grupos responsables con los que trabaja Fairphone.
  • No ansiarnos por comprar impulsivamente un móvil nuevo (o un ordenador, o una cámara) cuando el nuestro funciona. Incluso comprar de segunda mano.
  • RECICLAR LOS MÓVILES. Creo que esta es la que realmente está más al alcance de nuestra mano y la que haré. Y cuando digo móviles digo ordenadores o lo que se tercie. Puesto que no podemos parar una guerra, paremos al menos la extracción excesiva si se puede reducir en cierta medida gracias al reciclaje. Tragamovil y Ecoasimelec (ahora unidos) sugieren puntos limpios de recogida de tecnología en las distintas ciudades españolas. También les he pedido más información, por ejemplo… ¿mejoro la situación en el Congo por reciclar un teléfono móvil viejo?

No se trata ni de volvernos locos ni de obsesionarnos. Para estar 100% seguros de que no contribuimos a ninguna irresponsabilidad… tendríamos que dejar de viajar (los aviones contaminan el planeta), limitar muchísimo en qué tiendas de ropa compramos (no cualquier moda es ética), sacar nuestro dinero de los bancos (financian armas) y y prácticamente vivir ajenos a la sociedad.

Que cada uno se informe, piense, y actúe en aquello que considere oportuno. Yo creo que hay un intermedio entre hacer oídos sordos y quedarnos en casa porque la vida es injusta y te dan ganas de llorar. Ejemplo: reciclar.

Paso séis: jornada de reflexión

He preguntado a algunas marcas por el origen de los materiales que utilizan. Todavía no sé qué haré, pero me temo que la resaca va a salirme cara. Si no es en el bolsillo (porque el Fairphone se va de prespuesto) sí en el extra de reflexión (y el consecuente reciclaje de los móviles que tengo por casa). Tal vez Pepito me esté empezando a convencer.

[Fuentes y más información: Raise hope for Congo / Tragamovil / Ecoasimelec / Fairphone Morir por un puñado de arena (El Mundo) / Coltan: el mineral de la guerra (Libertad Digital) “Lo que están haciendo en la República Democrática del Congo es un feminicio” (Eldiario.es) “Los primeros móviles modulares llegarían al mercado en enero de 2015” (Xatacandroid)]

Y, si tienes tiempo para verlo, no te pierdas este documental: [youtube https://www.youtube.com/watch?v=9vchBG2zX9I] Cualquier comentario, sugerencia, apunte o información, es siempre bienvenido :)

[#TieneCAJONES que aún no me sigas en FacebookG+ y Twitter]

2 Comments

  1. Tenía alguna idea sobre lo de las explotaciones en el Congo por el coltán. Lo que no sabía es que había empresas que se preocupaban por ello (una siempre tiende a pensar mal directamente…). Está bien conocer el ranking, al menos para tenerlo en cuenta a la hora de comprar cosas. Y lo que propones es importante: pensar antes de comprar. Cosa difícil, porque nos meten los productos por los ojos, pero bueno, intentando concienciar a la gente seguro que algo se consigue.

    Buen post, lo comparto!

    • María de la Cruz Valdemoro

      28 noviembre, 2014 at 1:02 pm

      ¡Hola Raquel! Sí, es una buena noticia que haya alguien preocupado por el tema. Lo que me fastidia (personalmente) es no saber realmente quién hace las cosas bien y quién no. Si echas un ojo en el apartado de responsabilidad social corporativa de algunas marcas de telefonía, por ejemplo, parece que actúan con responsabilidad. Sin embargo, el ranking dice lo contrario. Y una se queda delante de la pantalla sin saber muy bien qué pensar ni a quién creer… ni, por tanto, qué comprar.

      Hacer por enterarnos ya es un paso, supongo. Pero yo al menos tengo la sensación de que ni queriendo nos vamos a enterar al 100%. Quizás de momento no estemos como para elegir marca con total seguridad, pero lo que sí que creo que está ya en nuestras manos a día de hoy es leer, reciclar y no ansiarnos por renovar la tecnología continuamente. Eso sí que creo que, afortunadamente, depende solo de nosotros. ¿No?

      ¡Gracias por tu comentario y feliz fin de semana! :)

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

© 2017 tienecajones.com

Theme by Anders NorenUp ↑