Pestaña, pestaña, pestaña, ¿de qué estaba escribiendo? Ah sí, de lo de…  ¡Un whatsapp! Uy, me llaman. ¿Sí? Hablo. Cuelgo. Ya que tengo el móvil respondo el whatsapp. Ya que estoy inicio otro. Notificación en Facebook. Hala ¿y esta foto? Venga, a trabajar. Email. Que si quiero lotería de Navidad y un jamón. Mmhh jamón. ¿Cuándo bajo a desayunar? ¿En qué post estaba? Ah, sí, el de la atención…

 

pensamientosInternet, el teléfono móvil y, por excelencia, el whatsApp, están minando nuestra atención.

Los españoles reciben de media una interrupción cada 8 minutos cuando están trabajando, lo que se traduce en una pérdida de productividad de 25 minutos diarios.

Nada nuevo, pero sí preocupante. La llamada infoxicación produce no solo una reducción de productividad sino también sensaciones de angustia, confusión y prisa crónica.
[youtube https://www.youtube.com/watch?v=pK__L7nY-ko]

Ayer estuve en una conferencia sobre Mindfulness que impartió Fernando Tobías Moreno y salí algo alarmada con algunos datos…

  • En España, de media, miramos el whatsapp 150 veces al día.
  • De los emails que recibimos a diario el 10% son relevantes. El otro 90% sobran.
  • El 90% de los españoles va siempre con el móvil a todas partes.
  • El 70% mira el móvil nada más despertar. Lo primero.
  • Tenemos 20.000 pensamientos, de los cuales el 70% ya los tuvimos ayer.

 

Ancho de banda mental

Saltamos sin orden ni concierto de una tarea a otra. A veces con la engañosa sensación de estar haciendo todas a la vez.

“Lo de la multitarea es un mito”, apuntaba Fernando. Sí es posible cuando se trata de tareas automáticas (como caminar) pero no cuando ambas exigen una atención. “Tenemos un ancho de banda limitado para procesar información conscientemente”.

 

¿Qué es Mindfulness?

Mindfulness significa atención plena. Es una habilidad que adquirimos de manera natural pero que cada vez perdemos con más facilidad. Consiste en prestar atención intencionadamente al momento presente.

 

Beneficios de la atención plena

  • Mejoramos nuestra atención y nuestra claridad mental
  • Se reduce nuestra impulsividad
  • Gestionamos el estrés de una manera más eficaz (no es que desaparezca pero sí que pasamos de un estado en el que nos domina a un estado en el que nosotros le dominamos a él)
  • Aumenta la empatía y la creatividad
  • Disfrutamos más de cada instante, del presente...

Eso último sonaba poético y abstracto, pero es tan real como la galleta que Fernando nos hizo comernos ayer en medio de la conferencia.

 

Hay formas y formas de comerse una galleta

Para hacernos sentir la PRESENCIA, la palabra que según Fernando mejor define la atención plena, el psicólogo nos invitó a cada uno de los asistentes a que nos comiéramos una galleta. Y a darnos cuenta de que nos la estábamos comiendo.

¿Para qué? Para hacernos reflexionar sobre cuántas veces convertimos las comidas en un mero trámite. Sin sabores, sin olores, sin texturas. Para hacernos ver que esa misma poca atención la prestamos a menudo a un paseo, a una conversación, a un sentimiento o a una tarea… Y que eso es preocupante.

 

Lavadora mental

OLYMPUS DIGITAL CAMERADivagamos hacia el pasado y divagamos hacia el futuro. Y es entonces cuando no estamos siendo conscientes de lo que está ocurriendo en el presente.

Y luego están los y sisY si se ha enfadado y por eso me ha dicho eso. Y si suspendo. Y si le pasa algo en ese viaje… Él estaba feliz, tú sacaste un 8,5 y ella volvió sana y feliz. ¿De qué ha servido tanta preocupación?

No se trata de evitar el dolor, que no es evitable. Sino de alejar el sufrimiento, que sí que lo es. “Cuánto sufrimiento nos podríamos ahorrar si lográsemos mantener la atención en el aquí y en el ahora”, se lamentaba Fernando en la ponencia.  Igual que cuando lees y te metes tanto en la piel del personaje que desapareces, solo en el momento en que dejamos de generarnos conflictos gratuitos, podremos concentrarnos en una tarea y desaparecer.

 

Cuando no está en nuestra mano

Atascazo en la M30. Joder cabrones que llego tarde. Mierda encima llueve joder no tenías otro día para llover puto cielo de mierda. Bueno es que encima me he puesto en la fila de los retrasados si es que soy subnormal.

Vale, hay atasco. Sí, mala suerte. ¿Está en tu mano desatascarlo? Excepto que tengas algún tipo de superpoder que desconozco y en cuyo caso te agradecería que compartieras conmigo… no. Así que es tan “””fácil””” (con triple comilla) como aceptarlo. Si lo asumes, sufres menos. La clave es no añadir un conflicto al conflicto real ya existente.

 

 

Vale, ¿y cómo mejoro mi atención?

“No puedes detener las olas pero puedes aprender a surfear” (Joseph Goldstein)

Aunque hay terapias y cursos mucho más elaborados, por supuesto, Fernando nos sugirió algunas prácticas para empezar. Por ejemplo:

  • Saborear una comida al día
    • (prestándole atención, se entiende, no engulliéndola)
  • Atender a la respiración una vez al día
    • Enfocar tu atención a cómo respiras. Nada más. Si te asalta un pensamiento (que te asaltará), no pasa nada. Sé consciente de que te ha asaltado y déjale ir para concentrarte de nuevo en tu respiración.
  • Un paseo contemplativo de vez en cuando
    • No, no caminar corriendo mientras escuchas música, escribes por whatsapp y hablas con quien te acompaña… He dicho contemplativo, relajado.
  • Proponernos un ritual on/off
    • Para asociar una acción al fin de una tarea y el inicio de otra. Por ejemplo: si lo que te cuesta es desconectar al llegar a casa, ponte siempre una canción concreta como símbolo de que se acabó, de que lo que toca ahora es descansar. (“Si no aprendemos a decir adiós, no podremos decir hola”).

 

Que existan colegios en los que ya se esté impartiendo Mindfulness no hace más que confirmar que nos encontramos ante un tema complejo que preocupa especialmente al pensar en las generaciones más jóvenes.

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=mU0Bo9pAoLM]

 

Un despiste es gracioso. Que la multitarea afecte a tu concentración, tu productividad, tu calma y tu bienestar… eso ya no te hace tanta gracia.

Imagínate un Ctrl+alt+supr que nos permitiera abrir el administrador de tareas de nuestro cerebro. Qué gusto daría dar a “finalizar tarea” con todos los pensamientos activos que no hacen más que molestar. Tal vez un día alguien lo invente. Mientras tanto solo nos queda entrenar la atención. Por nuestro bien… y el de nuestro tiempo.

“La vida es eso que pasa mientras tú estás demasiado ocupado haciendo otros planes”

(John Lennon)

[Fuente: ponencia de ayer de Fernando tobías moreno: www.fernandotobiasmoreno.com]

[Si te gusta el tema, échale un ojo también a la técnica del Pomodoro, interesante también]

[#TieneCAJONES que aún no me sigas en FacebookG+ y Twitter]

______________________