1.- Un trozo de pizza pendiente

Rosa’s Fresh Pizza, el restaurante de Mason Wartman en Philadelphia, se hizo famoso muy pronto gracias a sus porciones a un euro. También entre la gente con menos recursos, que empezó a pasarse por allí a por una ración de comida caliente.

rosas_fresh_pizzaCóbrate un euro más, le pidió un día un cliente a Mason. No en forma de propina, sino para invitar a la próxima persona sin hogar que se acercara hasta allí.

A Mason le pareció tan buena idea que escribió una sonrisa simbólica en un post-it y lo pegó en la pared.

A aquel cliente generoso le siguieron otros tantos, con sus respectivos post-its de ofrecimiento. Tras ellos llegaron los de agradecimiento. Y así, mensaje a mensaje, las conversaciones mantenidas en la pared derivaron en el actual aspecto del restaurante [foto de abajo].

rosa_fresh_pizzaWartman ha aprovechado el tirón de su iniciativa para ofrecer la posibilidad de comprar por Internet porciones de pizza que entregará después a quienes las soliciten, así como sudaderas corporativas con cuyos ingresos se abonarán otras para el invierno de las personas sin hogar.

¿Entraba en tus planes convertir tu negocio en solidario?, le pregunto: “Nunca pensé que mi tienda sería una fuerza tan grande para el bien de la ciudad, pero estoy feliz de ayudar”.

Para más información, consulta su web, rosasfreshpizza.com, o su perfil de Facebook.

2.- Un café pendiente

cafespendientes“Un caffé sospeso, por favor”, escuchó Maurizio Búfalo en una cafetería de Nápoles, adonde se había mudado recientemente. ¿Qué será eso? Pensó.

El café pendiente es aquel que pagas por adelantado a alguien que no se lo puede permitir.

40 años después, ya con 60, Mauricio propuso recuperar la idea. Las redes sociales y las buenas intenciones se encargaron de todo lo demás y de nuevo comenzaron a abonarse cafés pendientes en distintas cafeterías.

Un montón de bares españoles se han ido sumando a la iniciativa desde entonces. Puedes consultar cuáles en este link. Entre ellos el Café Comercial de Madrid (situado en la Glorieta de Bilbao). Una pizarra junto a la barra recuerda que allí, sí queremos, podemos pagar un café de más.cafes_pendientes_cafe_comercial

Al menos en su cafetería, aseguraba un camarero, la iniciativa sí funciona.

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=lhVuV2D4534]

Dentro de algunos establecimientos se ofrecen también menús y bocatas pendientes.

[Web: cafespendientes.es / Facebook Cafés Pendientes / Twitter Cafés Pendientes]

3.- Un juguete pendiente

Lo de los cafés ya lo conocíamos todos, pero no tanto esto de los juguetes pendientes. Se recogieron para esta Navidad, así que desde enero no tienen ninguna colecta en marcha. Sus impulsores nos cuentan, sin embargo, que no descartan retomar la idea en juguetespendientes.com. Y prometen avisarnos si eso sucediera.

¿Sabes de algo más por ahí que tengamos pendiente?

_____________________________

[#TieneCAJONES que aún no me sigas en TwitterG+ y Facebook]

FACEBOOK_TIENECAJONES