gato_supersticiones_origenEncima de derramar torpemente la sal, te rocías con ella para remediarlo. Pisas una caca y te pones contento por tu buena suerte. Y echas una moneda a la Fontana de Trevi porque en la guía leíste que atraería tu fortuna…

Bien, álma de cántaro, ahora tienes 50 céntimos menos, apariencia casposa en los hombros y olor a mierda en los pies. ¿¡Todavía, insensato, tienes el valor de enorgullecerte porque has triplicado tu suerte…!?

Hemos sido contagiados por una serie de supersticiones que siguen pisando fuerte y que hasta ahora no sabía de dónde venían. He buscado teorías acerca de sus orígenes…

Continue reading