Un clásico. ” Voy a poner mi nombre en Google, a ver qué sale”.

Y aparece tu foto de perfil del Facebook copa en mano, la del Twitter dando la voltereta lateral y tu pose más seria en la de Linkedin.

Joe, ¿y no se podrá quitar esto de que mi careto salga lo primero en los buscadores?

Claro que se puede. Posiblemente ya sepas cómo, pero nunca está de más recordarlo. Continue reading